¿Porqué se mueren las pornstars?

En pocas semanas se han producido cinco muertes de actrices porno, y esto es algo que ha empezado a preocupar y mucho a los mandamases de la Porn Industry norteamericana. Matizo que esto es algo que sólo ocurre en los Estados Unidos que es donde se ubica la industria del porno mas importante del planeta. Lo de aquí en España no tiene nada que ver, por suerte o por desgracia, según se mire. Los prejuicios de la conservadora sociedad yanki, la competencia extrema en un mercado laboral en el que la “carne fresca” entra continuamente por la puerta ansiosa de fama y dinero fácil y rápido, la presión y exposición a los fans en las redes sociales y el ansia por mantenerse en la cima provocan situaciones de stress que desembocan en casos de depresión y suicidio en mujeres que quizá han logrado el “éxito” por la vía más fácil y no saben gestionarlo ni digerirlo.

Olivia Nova tenía sólo 20 años cuando fue encontrada muerta por la policía. Era una pornstar novata recién llegada a la industria del porno, pero en pocos meses había subido al Olimpo de los Dioses del Porno. A mediados de diciembre twiteó desde su perfil un mensaje premonitorio. Se encontraba sola y triste y le apetecía hablar con algún fan para que le levantase el animo. Su novio había muerto un mes después de que ella rodase su primera película X.

Shyla Stylez apareció muerta el 9 de noviembre en una cama de la casa de su madre. Se cree que murió mientras dormía. Tenía 35 años.

August Ames se colgó de un árbol en un parque público. Sufría una fuerte depresión agravada por el acoso constante a través de sus redes sociales. Se había negado a rodar con un actor que había rodado sin protección tanto con hombres como con mujeres y la habían acusado de homofobia. No tomaba drogas. Dejó una nota pidiendo perdón a sus padres.

Yuri Luv tenía 31 años cuando murió de una sobredosis. Había escrito en Twitter que necesitaba un abrazo.

La última en entrar en esta dramática lista ha sido Olivia Lua que con 23 años moría por una mezcla explosiva de alcohol y fármacos en un centro de rehabilitación.

¿Y el remordimiento?. Sentirse mal por un trabajo obsceno. Sentirse sucia. Avergonzadas. De eso no se habla y puede ser el principal problema de muchas de estas mujeres.

¿Y tú que opinas?.

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.