¿Porqué se mueren las pornstars? (2ª parte)

La industria del porno ese lugar donde pasé bastantes años trabajando y ganando un sueldo bastante decente en algunas empresas y con algunos personajes de cuyo nombre hoy no quiero ni acordarme. El ciudadano de la calle no suele tener idea de lo que hay dentro de esa “industria”. Pero para mi representó un lugar ideal para terminar odiando profundamente a todo el mundo porque cuando estas dentro te sientes culpable de estar participando en semejante vorágine de mierda. El porno (el español, que es el que conocí) está lleno de infames mediocres con un nivel de ego que les hace creerse artistas del Renacimiento por grabar dobles penetraciones anales, o mamadas violentas e imposibles hasta la traquea. Y los que están arriba del todo de esa pirámide estructural son, en muchas ocasiones, auténticos mafiosos que quieren tener bien controladas las pocas fuentes de ingreso que quedan, dejando las migajas a los que realmente hacen el trabajo sucio. El porno hace años que perdió el glamour. Con el porno hoy apenas se gana dinero. Y en el porno español hay muy pocos profesionales que sepan lo que están haciendo. En este blog, intentaré hablar con los profesionales de verdad, con los que todavía mantengo cierto contacto y amistad, y os los presentaré. Valdrá la pena conocer de primera mano la opinión de personas que saben bien lo que hacen, y que llevan muchos años en el oficio. Porque hay muchas/os que entran buscando dinero y fama rápida y fácil, y no saben lo que están haciendo.

Mientras tanto, y si os interesa el tema, os recomiendo que leáis este artículo publicado en el Periódico de Cataluña, donde se entrevista a Silvia Rubí, Anneke Nekro e Irina Vega, tres actrices y productoras de porno que conocen bien los motivos de la plaga de muertes de pornstars norteamericanas que se ha producido en los últimos meses.

Sé el primero en comentar

Deja tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.