Ciutat Morta: la historia de una infamia político-policial en Barcelona

Ciutat Morta es un documental de dos horas de duración que relata la historia, entre otras, de Patricia, una sensible y joven estudiante de literatura que esconde sus inseguridades tras una estética queer. La noche del 4 de febrero de 2006 sale con su amigo Alfredo por la noche de Barcelona, y sufren un accidente con su bicicleta, por lo que se trasladan al Hospital del Mar a curar sus heridas, sin conocer que eso iba a dar un giro radical a su vida. En la sala de espera es detenida por agentes de la Guardia Urbana, siendo acusada de participar en los incidentes que habían causado graves heridas a un agente que había recibido el impacto de una maceta lanzada desde una azotea en su cabeza. Patricia pasa dos años angustiosos a la espera de juicio y gasta todos sus ahorros en pagar abogados. En el juicio, y a pesar de las pruebas que confirman que no tiene nada que ver con los hechos, es condenada a tres años de cárcel. Su vida queda destrozada y durante su estancia en prisión plasma sus pensamientos en el blog Poeta Muerta, pero no puede soportar la depresión que sufre por la injusticia sufrida y termina suicidándose durante una salida de la cárcel en abril de 2011.

 

“Ciutat Morta” es también la historia de quizás el peor caso de tortura, de corrupción policial y judicial ocurrido en la ciudad de Barcelona en los últimos tiempos. Es la crónica de una venganza y de la eliminación sistemática de la presunción de inocencia por parte de agentes de la policía. La historia de varios jóvenes de estética “okupa” que son detenidos tras los incidentes que dejaron parapléjico al agente de la guardia urbana, y que en dependencias policiales fueron salvajemente torturados, para luego ser privados de libertad durante dos años a la espera de juicio, sin llegar a esclarecerse nunca de que se les acusaba. Desde el principio, los medios de comunicación minimizaron la noticia del estreno de “Ciutat Morta”, y la cobertura de los premios en diferentes festivales. TV3 retrasó todo lo que pudo su emisión, y cuando lo hizo, censuró parte de su contenido.

Recomiendo que te tomes 120 minutos de tu tiempo en ver tranquilamente “Ciutat Morta”. 

10 Comentarios

Dejar una contestacion